Donalo, economia circular, huella carbono, medio ambiente, ods, reciclaje, reusar, reutilizar, tecnología, tercer sector, transformación digital

Empresas y economía circular: sí se puede

Una vez puesto en contexto las grandes oportunidades que se generan al aplicar los principios de la economía circular en las empresas, vamos a ver algunos casos de éxito de compañías que no solo han implementado estos principios, sino que además han supuesto grandes logros en su desarrollo: 

La moda sostenible

La moda es una de las industrias más grandes del mundo y la segunda que más contamina. Por eso, la aparición de marcas de ropa sostenible como ECOALF, supone un gran avance en la manera de reducir las emisiones de gases contaminantes, fabricando tejidos a partir de materiales reciclados.

Una empresa con unos valores muy claros, orientados hacia el objetivo de crear el menor impacto negativo al planeta y comunidades locales:

Los modelos de negocio actuales están creando un impacto terrible en el planeta en términos de consumo de recursos naturales, energía y emisiones. Todas las personas que trabajan en la compañía, están convencidas de que el planeta está afrontando un momento crucial y es urgente tomar medidas. 

Su filosofía es comprar menos y con buena calidad y trazabilidad.

La sostenibilidad, la innovación, la calidad y el  diseño atemporal son parte del ADN de Ecoalf como signo de durabilidad y responsabilidad. 

Abogan por una redefinición del calendario de las temporadas. Algo que solo se producirá en coordinación con todas las distintas partes: propietarios de tiendas, agentes, marcas, ferias, agencias, y que les permitirá alinear las temporadas con la meteorología actual.


No apoyan la sobreproducción para tener stock; genera basura y los recursos naturales del planeta no son infinitos. Son fieles a esta creencia, aunque signifique perder ventas.


Son miembros de la comunidad B-Corp y reconocen que su objetivo no es ser la compañía más grande del mundo, sino la mejor para el mundo. Su objetivo es llegar a cero emisiones netas de gases de efecto invernadero en 2030.

Lucha por el aprovechamiento alimentario

Espigar, rebuscar, ir al rebusco (en catalán espigolar) era una actividad tradicional que se realizaba en los campos. Personas con pocos recursos recogían en los campos de los agricultores los excedentes, como espigas de trigo, frutos secos o aceitunas, una vez el agricultor ya había recogido la cosecha. 

De aquí le viene el nombre a ESPIGOLADORS, una organización sin ánimo de lucro que lucha por el aprovechamiento alimentario y el derecho a la alimentación de forma transformadora, participativa, inclusiva y sostenible. 

Actúan sobre tres retos sociales: 

  • Desarrollar un modelo replicable y transferible que impacte en la reducción del despilfarro alimentario.
  • Mejorar el acceso a una alimentación adecuada. 
  • Generar nuevas oportunidades para personas en riesgo de exclusión social.

El modelo de Espigoladors se alinea con los principios de la economía circular, buscando alargar la vida de los productos y maximizar su uso, a la vez que se reduce la generación de residuos no aprovechables.

Su objetivo es fomentar esta actividad como estrategia para reducir las pérdidas y el despilfarro alimentario, facilitar el acceso a una alimentación adecuada para todo el mundo e impulsar la transformación social.

Esto lo hacen organizando recogidas, directamente en el campo, de los alimentos que no se pueden vender y los canalizan hacia entidades sociales para facilitar el acceso a una alimentación saludable de personas en situación vulnerable.

Entre los muchos proyectos que desarrollan, está es im-perfect®, una marca de conservas vegetales comprometida con la sostenibilidad ambiental y la justicia social. En su obrador elaboran patés vegetales, mermeladas y salsa con frutas y verduras de proximidad que han sido descartadas del circuito comercial por ser imperfectas, por caídas de precio o por excedentes de producción.

Envases a partir de otros envases 

EKOREC es una empresa ubicada en el País Vasco, y  un referente en economía circular del plástico en España.

Reciclan botellas de PET a partir de residuos posconsumo y posindustriales. Los copos resultantes se transforman en gránulos de PET, aglomerados y láminas de PET. 

Sus clientes (alimentación y bebidas, farmacia, cuidado personal del hogar, industria) utilizan estos materiales para producir nuevos envases, como bandejas y botellas de PET. 

En su proceso productivo utilizan materiales sostenibles y energía procedente de su propia Central de Cogeneración.

Los vaqueros revolucionarios 

JEANOLOGIA, es una empresa cuya misión es transformar la industria textil mediante el desarrollo de tecnologías y modelos de producción eco-eficientes basados en principios éticos y morales.

En Jeanologia llevan muchos años transformando la forma en que se fabrican los jeans y hoy se enorgullecen de decir que la transformación total del modelo operacional actual es posible.

Estos modelos operativos eco-sostenibles de fabricación digital avanzada integran el hardware y el software de Jeanologia consiguiendo cinco beneficios fundamentales para la industria textil: son eco-eficientes, tienen un coste neutro, son escalables, ágiles y digitales; y conecta a diseñadores, productores y consumidores.

Sus tecnologías disruptivas, como la tecnología láser, ozono, e-Flow, SmartBox y H2Zero, son capaces de mejorar la productividad, reducir el consumo de agua y energía y eliminar residuos y emisiones nocivas, garantizando CERO contaminación.

Su visión es convertirse en un vehículo transformador de nuestro mundo, generando un impacto positivo en la sociedad en todo aquello que hacen.