En marcha un proyecto de agricultura urbana, local y tradicional en Sabadell

El ICTA y el Ayuntamiento de Sabadell constituyen la comunidad FoodE, que reúne a todos los actores del sistema de producción alimentaria de la ciudad, para llevar a cabo la experiencia piloto de un proyecto que impulse la aparición de sistemas alimentarios en Europa mediante la promoción de las iniciativas locales.

“Pensar globalmente, comer localmente” es el lema impulsor del proyecto europeo “Sistemas alimentarios en ciudades europeas” (FoodE) en el que participan el Instituto de Ciència y Tecnología Ambientales de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB) y el Ayuntamiento de Sabadell a través del Parque Agrario de Sabadell, y que permitirá la puesta en marcha de una experiencia piloto de agricultura en el centro de Sabadell y en su área periurbana para producir variedades agrícolas tradicionales y locales, involucrando a agricultores y a la ciudadanía en general.

La creciente población mundial, el aumento de la urbanización y el agotamiento de los recursos naturales ejercen presión sobre la seguridad alimentaria mundial. Todo ello, junto con los efectos del cambio climático, pone en riesgo el suministro de alimentos y enfrenta a las cadenas alimentarias a grandes desafíos. En este contexto, los alimentos locales, asequibles y saludables producidos de manera sostenible se convierten en una necesidad. El proyecto FoodE quiere impulsar la aparición de sistemas alimentarios en Europa, promoviendo y reuniendo iniciativas locales.

Intercambio de conocimiento para un entorno sostenible

En este sentido, el Parque Agrario de Sabadell y el ICTA-UAB han constituido la Comunidad FoodE, una plataforma de intercambio de conocimiento integrada por todos los actores implicados en el sistema alimentario urbano. De este modo, Ayuntamiento de Sabadell y otras instituciones públicas del área metropolitana de Barcelona, ciudadanos, pequeñas empresas, cooperativas, ONGs, y escuelas e institutos podrán proponer actividades de interés, compartir ideas, experiencias de éxito y herramientas con el fin de dar soporte a la ciudad y toda el área en su transición hacia sistemas alimentarios innovadores y sostenibles.

Los investigadores del ICTA-UAB, liderados por el director del centro Xavier Gabarrell, desarrollarán un marco metodológico a través del análisis de más de 800 experiencias agrarias urbanas y periurbanas, y generarán información de utilidad para el asesoramiento de los proyectos piloto. Está previsto que se pongan en marcha 15 proyectos piloto con socios locales en 12 ciudades o regiones europeas (Nápoles, Bolonia, Sabadell, Tenerife, Amsterdam, Lansingerland, Berlín, Oslo, Longyearbyen, Romainville, Iasi, Ljubljana) y evaluarán sus resultados para una posible replicabilidad en otras circunstancias.

El Ayuntamiento de Sabadell, con el asesoramiento del ICTA-UAB, desarrollará tres acciones experimentales, un huerto urbano social en el centro de la ciudad, una zona de cultivos experimentales en la zona de Parque Agrario, y una huerta social en Can Bages, en la zona del Río Ripoll. Estas áreas serán empleadas para implementar una experiencia de agricultura local, tradicional, orgánica y de calidad mediante un sistema de producción limpio y sostenible.

Los productores de Parque Agrario contribuirán a la producción y comercialización de los alimentos a través del Mercado Central de Sabadell. También intervendrán las cooperativas de consumidores de productos orgánicos locales existentes en la ciudad. El proyecto tiene previsto implicar a los centros escolares de la ciudad con programas educativos sobre alimentación.

El proyecto FoodE, financiado por el programa marco de la Unión Europea Horizonte 2020, aporta una visión clara de hacia dónde debe avanzar Europa a largo plazo. Busca conectar y aprovechar al máximo las iniciativas alimentarias de base de toda Europa que abordan la sostenibilidad de los sistemas alimentarios regionales. Las iniciativas combinarán tecnologías de vanguardia con sistemas sociales innovadores y modelos de negocios. Contarán con el papel activo de los ciudadanos involucrados en la producción, distribución y consumo de alimentos, convirtiéndose así en prosumidores (productores-consumidores)”.

Dirigido por la Universidad de Bolonia, FoodE reúne a un consorcio altamente calificado de 24 organizaciones. Comprende universidades, institutos de investigación, PYME, ONG, así como consejos municipales repartidos en 8 países de la UE.