Un procomún circular para dispositivos electrónicos

Según una investigación de WRAP, la economía circular le presenta a la industria electrónica la oportunidad de utilizar los recursos de manera más sostenible y ganar 4.400 millones de libras al hacerlo. No sólo se generan ingresos económicos sino que también se logra ahorrar 14 millones de toneladas de emisiones de CO2.

La organización WRAP analizó las actitudes de los consumidores respecto a la forma en que la gente compra, consume y desecha sus productos electrónicos. El estudio muestra que la mitad de los consumidores están dispuestos a comprar artículos eléctricos usados ​​de un minorista de renombre; y el 83% les interesa participar de un sistema de recuperación de RAEE.

El estudio informa a la industria electrónica una gran oportunidad en invertir en economía circular. Cada año, se generan dos millones de toneladas de residuos electrónicos que en su interior contienen minerales que abarcan el 40% del costo de esos aparatos.

Seguridad de los datos

La evidencia de WRAP destaca que el 60% de los consumidores están acumulando aparatos electrónicos que ya no usan. Como dos tercios de estos consumidores está preocupado por los datos personales de los dispositivos, WRAP detecta una gran oportunidad para las empresas de abordar las preocupaciones sobre los datos personales para alentar a más consumidores a entregar sus teléfonos viejos. 

“Al proporcionar a los clientes la seguridad de que los datos serán protegidos y borrados de forma segura de sus dispositivos, estos estarán dispuestos a entregarlos.  Se está generando una oportunidad significativa para que las marcas y minoristas fomenten los modelos comerciales circulares”, señala el informe.

WRAP presenta casos de empresas que están trabajado en modelos de economía circular. Como Samsung que creó un nuevo servicio de alquiler directo para clientes de teléfonos inteligentes. Samsung ahora puede recuperar productos usados ​​de alto valor y procesarlos a través de su propia red de reutilización, utilizando piezas de repuesto genuinas de Samsung donde sea necesario y asegurando que los datos se limpien con seguridad de los dispositivos.

La devolución de productos es otra área explorada en el informe en la que se pueden obtener ahorros significativos.  Las tasas de retorno de productos electrónicos están entre 5-10%. Si el sector electrónico vale alrededor de 30 mil millones, esto equivale a 1,5 mil millones a 3 mil millones de productos devueltos cada año. El estudio propone incentivar la devolución ya que hay una enorme oportunidad en ello.

WRAP lleva adelante el Plan de Acción en Sustentabilidad para Equipos eléctricos y eletrónicos 2025, que tiene cinco pilares: Mejorar la durabilidad; minimizar retornos; aumentar la reutilización y reciclado; fuentes sostenibles; y Resilencia en la cadena de valor. 

Un modelo sostenible

Como ciudadanos, podemos impulsar la economía circular a través de nuestras decisiones económicas (de compra, ahorro, inversión, etc). Podemos alquilar ciertos bienes en vez de comprarlos y optar por empresas, productos y servicios que incorporen la circularidad.

Además, diversas iniciativas ciudadanas, movimientos y comunidades, facilitan la puesta en marcha de principios circulares, desde la base y de forma colaborativa. Las administraciones, por su parte, tienen la capacidad de acelerar la transición circular mediante políticas y legislaciones armonizadas, en línea con las europeas. Pueden también colaborar haciendo un uso proactivo de instrumentos como la compra pública innovadora y la contratación pública verde. Y además tienen la posibilidad de impulsar reformas fiscales y diseñar estrategias educativas.

Algunas empresas, las más innovadoras, aplican ya la circularidad y obtienen con ello una ventaja competitiva. Generan energía a partir de desechos, valorizan subproductos, basan sus modelos de negocio en plataformas colaborativas, crean redes de logística inversa, sustituyen modelos de propiedad por los de pago por servicio o participan en procesos de simbiosis industrial.

 Cualquier avance en este proceso ayudará a hacerlo realidad. Una innovación puede traer decenas de innovaciones adicionales. Y esta tendencia ayudará a aterrizar el modelo y a su adopción generalizada y masiva.

La economía circular es uno de los grandes retos creativos de nuestro tiempo. El cambio necesario para conseguirlo es inmenso. La buena noticia es que es posible y beneficioso a múltiples niveles. ¿Apostamos por innovar para escalar la economía circular? Es una oportunidad demasiado buena para perderla.